Hablar claro es el principio del camino hacia el éxito.

Te ponemos a examen: ¿es hora de renovar tu web?

Motivos para renovar la web de tu empresa

Dar por amortizado el desarrollo de una web y lanzarse a renovarla íntegramente es una tarea que muchas empresas postergan. Quizá no están satisfechas al 100% con lo que tienen, pero les parece que hay cosas más importantes en las que centrarse ahora mismo.

Es cierto, renovar la web requiere de una inversión de tiempo y dinero. En el otro lado de la balanza, no hacerlo puede ser la causa de estancamiento en el crecimiento de la empresa.

Test de renovacion

Por eso, ¿cómo puedes saber cuándo ha llegado el momento de ponerse manos a la obra?

Toma papel y lápiz, y responde estas preguntas. Al final del artículo verás la respuesta por ti mismo:

1/ ¿Te gusta lo que ves?

Observa la calidad de las fotos, el logotipo, los colores, el diseño en general…
¿Te gusta lo que ves?

SI

Genial, el diseño seguramente se ve todavía actual aunque hayan pasado dos o tres años. De todos modos, antes de pasar a la siguiente pregunta, date una vuelta por las webs de tu competencia, y luego vuelve a mirar la tuya.

¿Te sigue gustando? Si la respuesta sí, adelante; puedes seguir con la segunda pregunta.
Si has dudado, anota un punto a «Renovar mi web».

NO

Poco que decir en este caso.

Si a ti no te gusta tu «imagen virtual», probablemente a tus clientes y posibles clientes tampoco.

Anota un punto a «Renovar mi web».

2/ ¿Has conseguido contactos por medio de ella?

Enumera lo que realmente has logrado desde que hiciste esta página: leads, clientes, contactos interesantes…
¿Está realizando una buena función?

SI

¡Muy bien, nos alegramos mucho!

Al fin y al cabo, es lo más importante de una web corporativa: que ayude a tu negocio.

NO

Vaya, pues habrá que buscar el motivo.
Habría que analizar tu caso en particular, pero seguramente nos encontramos ante uno de estos dos problemas (o los dos):

  • La web no está bien trabajada en el ámbito de la usabilidad
  • La web no tiene el tráfico adecuado (si no tiene visitas, no sirve para mucho, ¿no te parece?).

Este segundo problema tiene que ver casi siempre con unas siglas que seguro conoces: SEO, o posicionamiento natural en buscadores. Si tu web no se hizo con un estudio preliminar de SEO o no se desarrolló de forma optimizada, es muy probable que no estés recibiendo apenas visitantes, o que no sean de calidad.

Sea como sea, anota un punto a «Renovar mi web».

3/ ¿Se ve bien siempre y se navega rápidamente?

Abre tu web en el ordenador, en el móvil, en una tablet…
¿Se ve bien siempre? ¿Se abre todo rápido y fluido?

SI

Estupendo, seguramente tienes una web responsive y adaptada a todos los dispositivos y navegadores.

Además, es probable que la tengas alojada en un servidor adecuado a la tecnología actual.

Adelante, puedes pasar a la siguiente pregunta.

NO

Bueno, probablemente te has quedado atrás con respecto a la tecnología.
Conforme avanzan los navegadores, dispositivos, hábitos de los usuarios, servidores, etc. es necesario adaptar la web, el hosting y los recursos gráficos para seguir ofreciendo una experiencia de calidad a los usuarios de tu web.
Incluso aunque tu web sea Responsive, entenderás que en cuatro o cinco años (desde que existe esta metodología) esta forma de diseñar webs ha evolucionado mucho.
Un análisis en detalle nos dirá si se hace necesario una renovación integral o simplemente una adaptación.
Mientras tanto, anota otro argumento a «Renovar».

4/ ¿Cubre tus necesidades de HOY?

Es decir, ¿la web es la herramienta que tú quieres en este momento?
Ya sea soportar la venta online, permitir mejorar la atención al cliente online para reducir la telefónica, contar con autogestión del catálogo, etc.

SI

Una vez más, muy bien.

Si la web está alineada con tu estrategia de empresa, puedes continuar a la última pregunta.

NO

Hasta cierto grado es natural.

Conforme el uso de las funciones online se consolidan en diferentes sectores empresariales, las empresas debemos adaptarnos a ello. Mientras que el turismo se apoya totalmente en Internet desde hace 15 años, sectores como los industriales apenas lo han utilizado realmente hasta hace poco.

Eso hace necesario admitir que ha llegado el momento de renovar la web en breve.

Añade otro punto a la renovación de tu web.

5/ ¿Te motiva cambiar, así sin más?

SI

Pues genial, qué vamos a decir nosotros. 🙂

Aunque la web no tenga una carencia gravísima, entendemos que a veces apetece cambiar.

Sentarse a pensar cosas nuevas.

Nos encanta, y por eso estamos ahí para pensar contigo.

NO

Si tu sitio web no tiene una carencia que atender a corto plazo y consideras que puedes enfocarte en otros aspectos del negocio, lo comprendemos.

Entonces, ¿ha llegado el momento de renovar la web?

La respuesta es para ti, así que puedes ser completamente sincero. Seguro que no has tardado más de 10-15 minutos en hacer este autoexamen, pero ya tienes una visión más o menos general de sí tu web está en forma o necesita un repaso.

Si has concluido que es el momento de hacerle un análisis, contáctanos. En función del estado en que se encuentre, quizá solo necesite un «lavado de cara» sencillo para depurar algunos aspectos o puede que nos encontremos ante la necesidad de una renovación completa.

Sea como sea, hay algo que nos gustaría que tengas presente si quieres que tu empresa continúe siendo competitiva: la web es fundamental.

Nos abre la puerta a desconocidos, habla por nosotros, convence a los indecisos y fideliza a los clientes.